ӣƵ

Efrain Hidalgo's journey Mines may deplete water Skywatcher's guide
Racial Profiling

Esta práctica de la policía de Massachusetts sesga las estadísticas sobre discriminación racial

Read in English

Víctor Noriega iba conduciendo un poco rápido, quizá entre 8 y 15 kilómetros por encima del límite de velocidad. Una tormenta había pasado por la zona en febrero y como parte de su trabajo le habían encomendado aplicar descongelante en un condominio. Iba retrasado.

Las luces de un coche de policía de Maynard parpadearon en su espejo retrovisor.

Cuando pagó la multa de 105 dólares por exceso de velocidad, Noriega no se dio cuenta que el agente había escrito una "W" en la casilla denominada "RAZA", registrándolo como blanco.

"¿Blanco? No soy blanco", dijo Noriega, que es de Guatemala, riéndose cuando le informaron de la designación.

"I'm Spanish", soy español, dijo Noriega durante su entrevista telefónica en inglés, utilizando la palabra como sinónimo de hispano.

Un oficial de policía de Maynard identificó a Victor Noriega como blanco en una malta emitida en el 2018.

La policía de Massachusetts lleva años contando como blancos a hombres con apellidos hispanos de manera sistemática al emitir multas de tránsito, según ha descubierto una investigación del ӣƵ Network comprendida por el Cape Cod Times, Worcester Telegram & Gazette y ӣƵ. Esta práctica distorsiona las estadísticas que podrían poner de manifiesto prejuicios en la interacción más común entre la policía y el público: las infracciones de tránsito.

Un análisis de las multas de tránsito documentadas en el estado entre 2014 y 2020 reveló que 28% de los casos que involucraban a conductores con apellidos hispanos – más de 1 de cada 4 – la policía identificó al conductor como blanco.

El análisis encontró que al identificar a probables conductores hispanos como blancos entorpece la recopilación de datos locales y estatales que son utilizados para monitorear prácticas de discriminación racial.  

Tal y como estaban redactadas indica que los hombres hispanos recibieron el 14% de las multas impuestas a hombres residentes en Massachusetts, una cifra superior a su porcentaje de la población del estado (que es del 11%). El análisis de ӣƵ Network identificó a miles de conductores designados como blancos cuyo apellido indica que probablemente son hispanos. Si esos conductores hubieran sido identificados como hispanos, dispararía esa cifra al 19%, casi el doble de su porcentaje de la población masculina.

A nivel local, existía una diferencia mayor en algunos precintos policiales más que en otros.

Holyoke es un claro ejemplo. Allí, los datos policiales indican que aproximadamente una cuarta parte de las multas impuestas a los residentes varones de la ciudad fueron a hombres hispanos. Si los que tenían apellidos hispanos hubieran sido identificados como hispanos en lugar de blancos, su porcentaje se habría triplicado comprendiendo casi las tres cuartas partes de las multas.

Las detenciones de tránsito fungen como una entrada al sistema penal de Massachusetts, donde de hispanos es cuatro veces superior a la de blancos, la mayor disparidad del país, según el Sentencing Project. A partir del 2018, conducir sin licencia, conducir con una licencia suspendida y conducir sin seguro de automóvil son los tres cargos principales en todo el estado, cortes.

Los expertos en defensa criminal concuerdan que estos hallazgos de ӣƵ Network dificulta que los conductores puedan impugnar cargos que podrían haber sido motivados por la discriminación. 

"El hecho de que las detenciones por infracciones de tránsito sea el tipo de acción policial  más común en nuestro estado destaca cuán impactante es que la policía esté sistemáticamente documentando mal la raza o etnia de los conductores al pararlos", dijo Joshua Raisler Cohn, un defensor público que ha investigado el uso del fichaje racial en litigios en el estado.

Las multas de tránsito en Massachusetts no permiten marcar la raza y el origen étnico del conductor. Sólo existe una casilla para identificar la raza. A pesar que el ser hispano es generalmente considerado un origin étnico no una raza, esta una de las seis opciones que se pueden elegir en esa casilla.

Los jefes de policía se mostraron reacios a culpar a sus agentes de los patrones identificados en el análisis de ӣƵ Network. 

"No sé cómo discernir, de agente a agente, cuál fue la motivación", dijo Mark K. Leahy, director ejecutivo de la Asociación de Jefes de Policía de Massachusetts. 

Leahy y otros líderes de las fuerzas del orden argumentaron que, en una sociedad cada vez más diversa, los conductores deberían facilitar información demográfica al estado cuando obtienen su permiso de conducir. Exigir a la policía que anote su percepción de la raza de un conductor con poca o ninguna formación, dicen, es una receta para cometer errores y obtener datos imprecisos.

Algunos expertos cuestionan si son genuinamente errores, o si se le puede echar la culpa enteramente a una mala formación.

Luis F. Jiménez

"𲵳́ lo que he visto y lo que sé, no creo que sea posible que no se trate de una identificación errónea deliberada de personas", dijo Luis Jiménez, .

La , que supervisa a los agentes de la ley en Massachusetts, declinó hacer comentarios acerca de los hallazgos de la investigación del ӣƵ Network de que hombres con apellidos hispanos son identificados como blancos no hispanos en las multas de tránsito de manera rutinaria.

Errores de identificación afectan a miles de personas paradas por la policía

La investigación identificó más de 51,000 hombres con apellidos hispanos parados por la policía entre 2014 y 2020 en las que la policía identificó al conductor como blanco en las multas de tránsito. Este descubrimiento por parte de nuestros medios fue posible porque el Registro de Vehiculos divulgó erróneamente los apellidos de los conductores en respuesta a una solicitud de información pública.

El análisis clasificó un apellido como hispano si al menos el 80% de las personas con el mismo apellido se identificaban como hispanas en . La investigación se centró en los hombres porque dadas las convenciones matrimoniales, los hombres son más propensos a conservar el apellido de sus padres.

Esto permitió a los periodistas identificar docenas de comunidades en donde esta práctica pareciera habitual.

En Bourne, que queda en la entrada a Cape Cod, la policía identificó a hombres con apellidos hispanos como blancos en el 65% de las parada de tránsito.                                                                                   

En South Hadley, una ciudad boscosa del oeste de Massachusetts, la policía identificó a conductores como blancos en el 80% de las paradas.

Y en Barnstable, donde se encuentra la villa familiar de los Kennedy en Hyannisport, el porcentaje fue del 68%.

"Es absolutamente necesario que esto cambie", afirmó Adriana Paz, defensora de la comunidad afrolatina de Lynn. "Estamos literalmente quitándole la voz a aquellos que han sido discriminados porque no pueden contar su historia sin los datos. No se les cree sin esos datos, pero no pueden conseguir los datos... para respaldarlos".

La población hispana del estado se multiplicó por diez entre 1970 y 2019, . Los residentes hispanos y latinos ahora representan aproximadamente el , según el censo. Es la segunda población más grande del estado, después de las personas que se identifican como blancas.

Con la aprobación julio del año pasado que permite a los solicitar permisos de conducir, el número de conductores hispanos en las carreteras. Pero sus permisos no incluirán su raza, a diferencia de lo que ocurre en Carolina del Sur y Kentucky.

Cuando los agentes de la policía emiten una multa, pueden elegir entre seis opciones de "raza" establecidas por el estado: blanco, negro, hispano, asiático, de Oriente Medio o nativo-estadounidense o nativo de Alaska. La Oficina del Censo de los Estados Unidos define a un hispano como una persona cuya ascendencia procede de culturas hispanohablantes de México, América Central y del Sur, Puerto Rico o el Caribe.

Algunos jefes de policía afirman que la falta de una opción separada para etnia  contribuye probablemente a los problemas de identificación porque .

Brian Kyes

"El mundo entero no es sólo blanco o negro", afirmó Brian Kyes, ex jefe de policía de Chelsea (Massachusetts) y ahora U.S. Marshall. "Estás como adivinando".

‘El no me trató como a una persona blanca’

El trabajo de Noel Gabriel como pintor, y ahora como propietario de su propia empresa, requiere que conduzca por todo el estado, de North Shore a South Shore, a menudo cargado con telas, escaleras, brochas, rodillos, base y pintura. 

Desde que se emigró de Guatemala en 2006, la policía de Massachusetts le ha parado y multado al menos nueve veces, según los registros judiciales.

"Lo peor fue en Peabody", dijo Gabriel en una entrevista en mayo, durante la cual habló en inglés y español.

Noel Gabriel, de Lynn, se dispone a conducir hacia su lugar de trabajo en Salem, Massachusetts, el 10 de noviembre. Gabriel, originario de Guatemala, fue identificado como blanco por la policía en múltiples citaciones de tráfico.

Los registros judiciales confirman que Gabriel ha sido parado al menos tres veces – dos de ellas por el mismo agente – en Peabody, una comunidad dormitorio al norte de Boston.

La primera ocurrió el 3 de junio de 2013. El agente que lo paró, Michael Nary, reportó que patrullaba por Lake Street, en Peabody, sobre las cinco de la tarde, cuando vio un Toyota Corolla verde de 1996 al que le faltaba una calcomanía de inspección.

Luego de pararlo, el agente confirmó que Gabriel era el propietario del vehículo, pero que, al no tener un estatus migratorio legal, carecía de permiso de conducir en Massachusetts. En su informe, Nary indicó que Gabriel, que entonces tenía 26 años, ya había sido señalado anteriormente de conducir sin licencia. 

Los manuales de formación de la policía señalan que los agentes pueden decidir a su discreción si detienen a una persona por conducir sin licencia. Le entregan una citación para comparecer ante el tribunal o le hacen una advertencia escrita o verbal. Gabriel fue detenido, cacheado, esposado y trasladado a comisaría para ser fichado. 

Los registros indican que Gabriel renovó su calcomanía de inspección unos días después en ese mismo mes.

Poco más de un año después, alrededor de las 6 p.m., Nary detuvo de nuevo a Gabriel en Lake Street en Peabody. Su calcomanía de inspección había caducado el mes anterior, según el oficial. Una vez más, Nary detuvo, registró y esposó a Gabriel por conducir sin licencia antes de llevarlo a la comisaría.

El oficial de policía de Peabody Michael Nary, ahora jubilado, detuvo a Noel Gabriel en la calle Lake, que se muestra aquí el 5 de noviembre, y lo arrestó por conducir sin licencia en 2013 y 2014. En cada ocasión Nary marcó a Gabriel como blanco en la casilla u0022razau0022 de la citación.

Una década después, Gabriel, que ahora tiene 36 años, recuerda bien a Nary. Gabriel dice que el agente se volvió cada vez más grosero mientras él se esforzaba por comunicarse en inglés, idioma que aún estaba aprendiendo.

𲵳́ , el día en que Nary paró a Gabriel por segunda vez las temperaturas alcanzaron los 90 grados, y el joven recuerda que estaba sofocado, esposado, en la parte trasera del coche patrulla del agente.

Gabriel recuerda haber pedido al agente que encendiera el aire acondicionado. En su lugar dice que Nary abrió la ventanilla unos centímetros.

Gabriel también recuerda las multas de más de 1,000 dólares que debió pagar tras estos dos encuentros con las fuerzas del orden. El total ascendía a más de dos semanas de sueldo, dijo.

Al igual que Noriega, Gabriel dijo que no se dio cuenta de que después de las dos detenciones el agente registró su raza como blanca en las citaciones de tráfico, a pesar de que le había dado al agente su tarjeta de identificación del consulado guatemalteco. 

"No me trató como a una persona blanca", dijo Gabriel en español. "Me trató como a un inmigrante hispano, y no me sorprende que me tratara así".

Nary, que ya se ha jubilado, declinó ser entrevistado cuando un reportero lo contacto por teléfono.

Noel Gabriel

"Obviamente se cometió un error (al identificar a Gabriel como blanco), así que es preocupante", dijo el jefe de policía de Peabody, Thomas M. Griffin. 

Dijo que hablaría con sus oficiales sobre las conclusiones del análisis del ӣƵ Network, que encontró que los oficiales de Peabody identificaron al conductor como blanco en el 42% de las detenciones de hombres con nombres hispanos.

"Debería ser algo que hiciéramos bien el 95% de las veces", dijo. "Vamos a hacer un entrenamiento sobre exactamente lo que se espera". 

La data sobre las multas de tránsito en Massachusetts pueden ser engañosas

Saugus es un suburbio tranquilo y muy unido, dividido por la Ruta 1, una congestionada autopista conocida por . Es una de las casi 60 ciudades y pueblos donde la policía reportó como blancos a la mayoría de los hombres con apellidos hispanos en las multas de tráfico.

La mayoría de los residentes de la ciudad son blancos, con . Pero al lado está Lynn, y .

Los registros del Tribunal de Distrito de Lynn muestran que de 87 hombres con apellidos hispanos acusados de conducir sin licencia, más de la mitad solicitaron un intérprete de español. Los 87 fueron identificados como blancos por la policía en la citación.

Para muchos residentes de Lynn, las calles de Saugus son la ruta más rápida al resto del estado, y al trabajo.

López fue el apellido más común entre los hombres detenidos por la policía de Saugus entre enero de 2014 y julio de 2020. En el Censo de Estados Unidos, poco menos del 5% de los estadounidenses con el apellido López se identificaron como blancos.

Pero la policía de Saugus identificó a más del 60% de los hombres apellidados López como blancos en los paros de tránsito durante el período de seis años evaluado por el ӣƵ Network.

López, Méndez, Rodríguez y más: en total, 8 de los 10 apellidos más comunes de los hombres interceptados por la policía de Saugus eran hispanos. También identificaron a la mayoría de esos conductores como blancos en las sanciones. 

Los reporteros rastrearon 87 sanciones por conducir sin licencia de hombres con apellidos hispanos hasta los casos penales resultantes en el Tribunal de Distrito de Lynn. En más de la mitad de esos procesos, el conductor al que la policía marcaba como blanco en la sanción solicitó un intérprete de español en el tribunal.

Algunos conductores identificados como blancos por la policía de Saugus, según los registros judiciales, habían entregado a los agentes pasaportes y licencias de conducir de países de América Central y del Sur, algo que los periodistas también encontraron en los registros de las detenciones de tránsito efectuadas por otros departamentos. 

A veces, la policía de Massachusetts identificaba la etnia del mismo conductor como "hispano" en los informes policiales internos que ofrecen espacios para marcar la raza y la etnia, pero como blanco en las sanciones de tráfico utilizadas en los procesos judiciales y en las investigaciones sobre perfilación racial, que sólo tienen un campo de raza.

La práctica de etiquetar como blancos a conductores que probablemente sean hispanos no es universal entre la policía de Massachusetts. Los datos analizados por el ӣƵ Network sugieren variaciones incluso entre agentes del mismo departamento.

Así ocurrió en Saugus. 

Un agente de Saugus paró a 101 hombres con apellidos hispanos, todos menos dos de los cuales registró como "blancos". Sus multas sugieren que rara vez citaba a hombres hispanos, cuando en realidad los hombres hispanos constituían probablemente un tercio de sus paradas. Sin embargo, un colega que paró a 18 hombres con apellidos hispanos ofrece un contraste. Ese agente identificó a la mitad de los hombres como blancos

El jefe de policía de Saugus, Michael Ricciardelli, no respondió a las repetidas solicitudes de entrevista por correo electrónico y teléfono para discutir los resultados de esta investigación.

Los policías de Massachusetts no son los primeros en identificar a conductores hispanos como blancos 

Una de las primeras organizaciones en exponer un patrón de identificación errónea en las multas de tráfico fue la emisora de noticias de Texas KXAN, que que los policías estatales de Texas estaban consignando la raza de un gran número de personas de color, la mayoría de ellos hispanos, como blancos.

En 2021, que de las casi 80,000 multas que la policía estatal de Louisiana emitio en Jefferson Parish durante un periodo casi seis años, ni una sola fue puesta a una persona etiquetada como hispana, a pesar de que los hispanos constituían el 18% de la población de la parroquia.

Ese mismo año, los datos recolectados por la Patrulla de Carreteras de Florida descubrieron que la policía del condado de Miami-Dade – donde casi el 70% de la población es hispana o latina – ponía menos del 1% de sus multas a conductores hispanos, lo que obligó a los investigadores a redesignar la raza de los conductores para completar su investigación.

Investigadores y defensores de los derechos humanos afirman que las imprecisiones en los datos demográficos de las multas de tráfico pueden ocultar pruebas de una posible discriminación por perfilización racial. 

En junio, los investigadores del programa contra el perfilamiento racial de Connecticut publicaron una auditoría que encontró que su investigación sobre las disparidades en las detenciones de tráfico de 2014 a 2021 estaba contaminada porque los policías estatales presentaron al menos 25,000 multas de tráfico falsas. Más de 1 de cada 4 policías en todo el estado estaban implicados.

Un análisis detallado de las multas determinó que los agentes reportaron desproporcionadamente a los infractores falsos como blancos, lo que tuvo un "impacto sustantivo y estadísticamente significativo" en los análisis publicados anteriormente del programa antidiscriminatorio.

Este asunto está bajo investigación por el fiscal general del estado de Connecticut. Un número de oficiales en el 2018 sugirieron que estaba motivado por el deseo de parecer más productivos, no para sesgar las cifras. 

No obstante, Ken Barone, que dirige el equipo de investigación que auditó las detenciones, dijo que el impacto en el programa antiperfil de Connecticut fue significativo.

Ken Barone es el director del programa contra los perfiles raciales de Connecticut, que recoge y analiza periódicamente las citaciones de tráfico en busca de prejuicios raciales. La policía de Connecticut está obligada a recopilar datos demográficos de todos los conductores a los que da el alto.

𲵳́ Barone, las conclusiones del ӣƵ Network también menoscaban la integridad de los datos de las identificaciones de tráfico de Massachusetts, ya que ponen en tela de juicio cualquier análisis anterior que compare el número de sanciones de tráfico entre grupos raciales.

Los datos existentes, dijo, son "una especie de enmascaramiento de la disparidad". 

Barone dijo que la falta de una opción para etnia en la citación del estado es probablemente un contribuyente importante a los patrones identificados por la investigación.

Massachusetts "básicamente les ha dado (a los policías) una salida automática", dijo.

Tribunal Supremo:  Los perfiles raciales son "un problema persistente y pernicioso”  

Las implicaciones de los problemas con la data sobre las sanciones de tráfico son de gran alcance. 

En febrero de 2022, la Oficina Ejecutiva de Seguridad Pública del estado publicó un informe financiado por los contribuyentes que pretendía investigar las disparidades raciales en las sanciones de tráfico de la policía de Massachusetts.

La única prueba de disparidad racial mencionada en el comunicado de prensa del estado – llamada "la prueba del velo de oscuridad" (Veil of Darkness test) – comparaba la probabilidad de que los conductores no blancos fueran detenidos durante el día o de noche. 

𲵳́ el comunicado de prensa de febrero de 2022, la prueba reveló que los conductores no blancos tenían un 36% menos de probabilidad de ser parados a la luz del día que de noche, lo que sugiere que la discriminación por perfil racial no era un problema. Pero no hay ninguna indicación de que la prueba tuviera en cuenta el hecho de que la policía en los departamentos de todo el estado está registrando a los conductores hispanos como blancos en las multas de tránsito.

Matthew Ross, experto nacional en la prueba del Velo de Oscuridad, ha realizado análisis de las disparidades raciales en los reportes de las paradas de tránsito en estados como Connecticut y Rhode Island, y ha publicado artículos revisados por expertos que analizan reportes de datos de detenciones de tráfico en Nueva York, Michigan, Texas e Illinois. 

Matthew Ross

Ross, profesor asociado de la Facultad de Políticas Públicas y Asuntos Urbanos y del Departamento de Economía , afirmó que las conclusiones del ӣƵ Network "hacen que cualquier análisis estadístico tenga menos probabilidades de encontrar pruebas de discriminación, aunque exista". Lo calificó de "profundamente preocupante".

Funcionarios de la Oficina Ejecutiva de Seguridad Pública, la agencia que supervisó la elaboración del estudio, declinó emitir comentario alguno.

El resumen que dio el estado de Massachusetts del informe en su comunicado de prensa estaba en desacuerdo con la evaluación de los jueces del Tribunal Judicial Supremo de Massachusetts, que calificaron la elaboración de perfiles raciales en las paradas de tráfico como un "problema persistente y pernicioso" en una decisión de septiembre de 2020. 

En una decisión anterior sobre la elaboración de perfiles, Commonwealth v. Lora de 2008, el tribunal había dictaminado que los acusados podían argumentar para suprimir las pruebas de una detención de tráfico utilizando análisis estadísticos de los datos de citación para demostrar que los oficiales tenían un patrón de detener a los automovilistas no blancos de manera desproporcionada. 

En la sentencia de 2020, Commonwealth v. Long, los jueces escribieron que Lora había puesto demasiado énfasis en demostrar patrones de prejucio en las paradas de tráfico basandose en patrones estadisticos y que estos – incluyendo la información demográfica de los conductores que recibieron advertencias verbales, pero no multas– son en gran medida inaccesibles en Massachusetts.

El Tribunal Judicial Supremo de Massachusetts, en una imagen tomada el 7 de octubre de 2022, calificó el uso de perfiles raciales en las identificaciones de tráfico como un u0022problema persistente y perniciosou0022 en la decisión del caso Commonwealth v. Long de septiembre de 2020.

"En la práctica, la aportación de pruebas estadísticas suficientes para inferir razonablemente que la detención de un vehículo fue motivada por motivos raciales, dadas las limitaciones de los datos policiales disponibles, ha resultado inviable para los acusados", dice la sentencia del caso Long.

Los jueces achacaron el problema al poder legislativo y recomendaron la aprobación de una propuesta que el senado del estado tenía entonces ante sí para exigir a la policía que recopilara datos sobre todas las detenciones de tráfico. Esa propuesta fracasó un par de meses después.

"Este tipo de recolección de datos ayudaría a proteger a los conductores de paradas de tránsito racialmente discriminatorias, y también protegería a los agentes de policía que no realizan esas detenciones discriminatorias", escribieron los jueces.

El tribunal añadió que incluso unos datos incompletos sobre las detenciones de tránsito serían "potencialmente la herramienta más sólida" de que dispondrían los acusados para alegar que la raza desempeñó un papel inconstitucional en una detención por infracciones de tránsito. 

"Reconocemos que las pruebas estadísticas, si están disponibles, tienen ventajas únicas para llegar a la espinosa cuestión de la intención", escribieron los jueces, "particularmente cuando el sesgo implícito está en cuestión". 

En menos de dos semanas después de que el tribunal emitiera la decisión Long, el consultor de la policía de Massachusetts y John Scheft advertía a las fuerzas del orden que el caso facilitaría a los abogados defensores alegar la utilización de perfiles raciales en los tribunales.

Hacia la mitad del boletín de nueve páginas, Scheft reconocía que los agentes podrían verse tentados a mentir sobre su percepción de la raza de los conductores en las citaciones de tráfico para evitar "ser tachados de racistas".

"Esto", escribió Scheft, "es lo peor que se puede hacer".

‘Yo no quiero vivir preocupado’

La Iglesia Evangélica de Dios de la Profecía está enclavada en un tranquilo barrio residencial de Lynn, donde los patios delanteros están salpicados de triciclos y juguetes de niños.

Un viernes por la tarde de la pasada primavera, el olor a barbacoa del patio trasero se colaba por las puertas abiertas de la iglesia, donde los obreros estaban renovando la primera planta para dar cabida a más feligreses.

En la planta baja, el reverendo Eduardo Cáceres se apresuraba hacia la parte delantera de una amplia sala de reuniones con un micrófono, mientras voluntarios del grupo de defensa de los derechos de los inmigrantes Cosecha Massachusetts recorrían filas de sillas de vinilo rojo sujetando tablillas con hojas de inscripción. 

Evelyn Gómez reparte solicitudes de permiso de conducir durante una clase en una iglesia evangélica de Lynn el 12 de mayo. Una nueva ley de Massachusetts que permite a los indocumentados obtener licencias entró en vigor el 1 de julio.

A las 7 p.m., comenzarían a explicar cómo solicitar una licencia de conducir de Massachusetts.

Cosecha Massachusetts organizó sesiones similares en todo el estado antes de que la nueva ley que permite a los indocumentados obtener licencias entrara en vigor en julio. Ese cambio se produjo tras dos décadas de activismo por parte de grupos que representan a los residentes latinos en Massachusetts. 

Alrededor de 30 personas asistieron al evento en Lynn. Los voluntarios dijeron que en otros se han reunido hasta 250 personas.

Gabriel, el hombre detenido dos veces por el mismo agente de policía de Peabody por conducir sin carné hace una década, se sentó al frente. Como propietario de un negocio y padre de cuatro hijos, Gabriel dijo que no puede esperar para obtener una licencia de conducir. 

"Yo no quiero vivir preocupado", dijo. "Quiero ser libre, ¿sabes?".

El año pasado, Gabriel fue detenido por tercera vez en Peabody, por un oficial diferente. Gran parte del proceso fue similar a las anteriores: de nuevo fue detenido, registrado, esposado y acusado de conducir sin licencia. 

Esta vez, sin embargo, el agente lo marcó como hispano.

El sol poniente ilumina una hilera de casas en la calle Barrett de Lynn, Massachusetts, el 23 de marzo.
Featured Weekly Ad